Se bienvenido de nuevo al mundo real, aunque aquí se dicen las cosas como son, verdades como puños, sin hipocresía ni utopías, todo es posible. Bienvenido a mi blog

viernes, 6 de octubre de 2017

Y así, sucesivamente.

Los lunes son de café con leche y besos con azúcar,
el cigarro de las once, o un polvo en ayunas.

Martes con 'M' de mordiscos a quemarropa sobre el filo de tu boca,
cosquillas en la espalda, y tu y yo, aún entre las sábanas.

Miércoles, ver el vaso medio lleno, o la semana medio terminada,
y así quede menos para nuestro ansiado paraíso de descanso eterno, y volver a empezar.

Los jueves están de comodín, para desear fervientemente el siguiente día,
como esas gotas de agua en abril, que nos mojan pero no terminan de empaparnos la ropa.

Un viernes es como llegar al Edén de la semana,
solo que sin ti en mi cama, se me queda vacío.

Fin de semana, el momento que todos desean,
todo sin darse cuenta de que no es mas que el presagio,
de otro lunes cualquiera.

Y así, sucesivamente.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Locura

Estaba loca por tus besos, tu loco por tus sesos.
Era un amor de locos, un amor de lobos.
Aúlla por las noches y dile, que solo hay una que conquiste tus lunas.
Este amor de locos en el que estábamos tan locos que pensábamos mas bien poco.
Y que lo único que me mantuvo cuerda, fue aquella que te ataba a la cama.

Ayer.

Hoy recordé lo que se sentía. lo que se notaba en el pecho cuando el corazón te late, lo que se nota en el estómago cuando estás nerviosa, lo que se nota en las mejillas cuando te sonrojas, lo que se nota en el labio cuando te lo muerdes.
Hoy volví a sentir lo que es que te quieran, lo que es gustarle a una persona y que luche por ti, lo que es sufrir por no poder amar de la forma que se desearía.
Hoy quise decir más, quise pronunciar esas dos palabras, quise poder estar ahí y abrazarte, quise enterrar la cabeza en tu cuello y aspirar tu aroma, quise moverme al compás de un ritmo latino pegada a tu cuerpo.
Hoy solo quería tenerte, más cerca; no perderte, más lejos. 

jueves, 15 de diciembre de 2016

Lady Rock n' Roll

Lady Rock n' Roll se levanta todas las mañanas en una cama distinta,
no permite que se lo reprochen, no lo hace sin querer, no pide perdón.

Lady Rock n' Roll sonríe al espejo aun si no tiene dientes para hacerlo,
o si un moratón cubre su rostro hasta ennegrecerlo.

Lady Rock n' Roll, araña-espaldas, hunde-vidas, rompecorazones,
solo intenta llamar la atención, y luego a la policía para los perdedores.

Lady Rock n' Roll no se perturba por nada, ella quiere que la trates como dama,
pero a solas en tu habitación es la más sucia de las rameras

Lady Rock n' Roll no escucha rock, ni roll, escucha reggaeton,
pero cuando duerme es Lady Clásica y las finas cuerdas de los violines danzan en sus pestañas.

Lady Rock n' Roll está cansada por la mañana y despierta en las noches,
pero sobretodo está cansada de todo esto, y de vivir en los coches.

A través del cristal.

El la miró reír a través del cristal, esa risa le alegraba los días pasase lo que pasase. Una grande y resplandeciente sonrisa que tiraba de los labios que tanto amaba besar y que recitaban palabras que amaba escuchar. Sus ojos se iluminaban cada vez que ella sonreía, como iluminaba el mundo alrededor. Esas pequeñas perlas que en ocasiones le observaban con eterno amor y adoración. Una adoración que el no llegaba a creer merecer. Fue entonces cuando ella giró su cabeza desnuda y le vio observándola, hizo un gesto gracioso y le sacó la lengua mientras le indicaba que entrase. Abrió la puerta entrando en la pequeña habitación y enseguida le inundó el característico olor de esa sala, pero no dudó en agrandar su sonrisa al acercarse a ella y besarla. Besarla suavemente con cuidado de no presionar donde tenía la vía en la parte interior del codo. Ella estaba muy sonriente, el no pudo evitar estarlo a pesar de la tristeza de la situación. Acercó su mano para acariciar su nuca sin rastro de pelo. Ella era su princesa por siempre, su hermosa princesa, y un cáncer no podría con su hermosa y valiente princesa. Nunca lo permitiría.

jueves, 1 de septiembre de 2016

Que ahora es, cuando puedo ser.

No puedo evitar querer verme reflejada en el brillo de tus ojos continuamente, y que como un titiritero ser la causa de que tus labios se tuerzan en forma de la mas perfecta sonrisa. No puedo evitar sentir que cada lágrima sea tan tuya como mía y sentir las heridas del pasado a piel con piel. Dime quien ama de verdad cuando mis manos buscan tu piel y aun oigo tu voz en el viento, por mucho que cierre las ventanas de esta mansión que construí ladrillo a ladrillo, cuando sola me encerraba, si no me decías un simple te quiero. Quiero seguir abriendo los ojos en una fría mañana de noviembre y que el calor me lo des tu, que ya no sea brisa sino tus manos lo que me hagan estremecer. Menos mal que me quedan los recuerdos. Los recuerdos de cuando no te tenía para saber, que ahora es, cuando puedo ser.

lunes, 28 de marzo de 2016

Boom

La ciudad se oscurece

y las calles tiemblan. 

El aire se tiñe de gris pesadilla, 

de la que antes era la ciudad que brilla.

El miedo pide a gritos

que cesen las muertes.

De hermanos, amigos,

de personas inocentes.